Alfonsin y Lavalle


Dos personajes bajo la lupa


“Alfonsín. La Construcción de la Democracia” Raúl Alfonsín y Los Militares 

de Jorge Luis Calcagno – Ediciones Corregidor.

alfonsinmilitaresCon prólogo de Angel Tello y Félix Luna, este trabajo del Dr. Jorge Luis Calcagno sintetiza uno de los problemas más agudos que se vivió durante el gobierno del líder radical: su tensa relación con los miembros de la jerarquía castrense.

El análisis tan completo del autor lleva al neófito en el tema a obtener una completa información sobre tan ríspido tema que mantuvo en vilo a los argentinos durante los primeros años de la democracia, tras la cruel dictadura militar de los setenta.

Tello, quien ocupó durante un breve período el Ministerio de Defensa acompañando la gestión presidencial recuerda que aquellos no fueron “tiempos fáciles porque resultaba imprescindible desarmar las secuelas del Proceso de Reorganización Nacional” y asumir “el desafio, desde un gobierno constitucional, de ordenar una misión para las Fuerzas Armadas gravemente afectadas por las violaciones de los derechos humanos, las lamentables decisiones y trágicos resultados de la guerra del Atlántico Sur en 1982”.

Tello resume su opinión sobre la obra con esta reflexión: “Los argentinos no tenemos el hábito de ejercitar la memoria a través de la escritura: por ello este libro adquiere una significación mayor, pues constituye un testimonio vivo de una época plena de desafíos y esperanzas”.

tapalibroalfonsinCalcagno formó parte del gobierno de Alfonsín y esta circunstancia le permitió conversar largamente con casi todos los protagonistas de los episodios que jalonaron aquella espinosa relación. Así lo atestiguó Félix Luna: “Algunos de estos hechos conmovieron a la opinión pública, otros fueron malinterpretados, algunos decepcionaron a grandes sectores, que juzgaron determinadas decisiones oficiales como una traición, pero todos forman parte de uno de los procesos políticos  más difíciles que debió pilotear el presidente radical. Hubo aciertos y equivocaciones, existieron actos de grandeza y también pequeñas miserias, se dieron reacciones emocionales que muchas veces nublaron el verdadero sentido de los hechos”.

Sin dejar nunca de demostrar afecto y admiración por el desaparecido dirigente radical, Calcagno se ciñe a los hechos para tratar de descubrir los errores que pudieron haberse evitado, y aquellas dificultades que erosionaron  las relaciones entre el Presidente y las Fuerzas Armadas, a poco de asumir el poder.


 

“Juan Lavalle – Una biografía”
de Marcelo Moyano – Ediciones Fabro

juanlavalleEnvuelta en permanentes contradicciones, la figura de Juan Lavalle es retratada por el autor, Marcelo Moyano con fidelidad y con el claro entendimiento que la verdad sólo puede ayudarnos a dilucidar tramos oscuros de nuestra historia.

Cuando a fines de 1823 el coronel Lavalle abandona en Lima los restos del ejército sanmartiniano y regresa a Buenos Aires, su carrera militar se hallaba en pleno ascenso. Dos circunstancias se aunaban en tal sentido: su prestigio personal abonado por el coraje que, como oficial subalterno había demostrado a lo largo de toda la campaña, y su excelente relación con el gobierno derivada de su estrecha amistad con Bernardino Rivadavia, verdadero factótum del mismo. Se perfilaban así las dos vertientes, la militar y la política, que jalonearon su vida.

Se alineó entonces en forma incondicional, a lo que sería el partido unitario. Sobre el final de la guerra con el imperio del Brasil fue ascendido a general y llegó a la cumbre de su carrera. Su fanática adhesión al partido lo llevó a encabezar el golpe de diciembre de 1828 y al criminal fusilamiento del gobernador Manuel Dorrego.

El veredicto de la historia, al que apelara al fusilar a Dorrego, según Moyano, no puede ser condenatorio, aunque así lo haya establecido parte de la historia oficial. Después de Caseros y de Pavón, Mitre desarrolló un denodado esfuerzo para enaltecer su figura.

tapalibrolavallePara Moyano existe “un vacío en la historiografía existente. Para ello era necesario prescindir de la tendencia a reducirla a la concebida antinomia Rosas- Lavalle y abocarse por completo tanto a la vida pública como privada del personaje. En esa línea apunté a la documentación original disponible, tanto en Buenos Aires como en los repositorios de las provincias norteñas, tan poco explorados, y así también en la memoria de sus simpatizantes y de sus adversarios”.

Como todo investigador, Moyano realizó una concienzuda labor para lograr un fiel retrato de su figura elegida, sin dejar de lado sus flaquezas, mostrándonos la carnadura de quien, vilipendiado por la mayoría, no había tenido, hasta ahora, una obra tan completa sobre su existencia.


 

También guarden, twiteen y compartan desde:
Bookmark the permalink.

Comments are closed.