Big Mouth y The end of the f***ing world, para gente no convencional

Netflix está llevando a otro nivel la sátira, lo enfermo y lo maquiavélico en los dibujos animados, con propuestas interesantísimas para gente no convencional que siente lo mismo que si ingiriera estupefacientes… pero sin tomar ni fumar nada.
big mouth 2-Big Mouth es parte de esta pequeña elite que busca destronar a grandes valores como los Simpsons, Family Guy, American Dad o Futurama, con una idea rebuscada de pies a cabeza relatando la realidad en lo imaginado y la imaginación en un mundo real, con la particularidad de ser adaptaciones de historias reales que vivieron sus creadores Nick Kroll y Andrew Goldberg durante su camino a la pubertad.
La primera temporada fue un éxito rotundo, y en unos meses se vendrá la segunda.
Nick, Andrew, Jessi, Missy y Jay son cinco niños de unos doce años, enfrentando las incomodidades de crecer y adolecer constantemente, ya sea en soledad como a la hora de entablar relaciones con sus pares, ya sea amistad, enemistad o amor.
A todo esto, los personajes adultos carecen de coherencia y no acompañan a los jóvenes en su viaje por el descubrimiento de su cuerpo, mente, alma y sexo, como el Entrenador Steve, el Fantasma de Duke Ellington o sus padres.
En tercer lugar, se encuentran los monstruos hormonales, Maurice para los chicos y Connie para las chicas.
Situaciones desde la aparición de la menstruación, el primer beso, tener un hijo con una almohada, erecciones inesperadas, excitaciones confusas, un asesino fetichista dando vueltas o sumergirse en el mundo del porno para olvidar una relación, son algunas de las premisas que trata esta peculiar obra de arte que identificará a más de uno, hará reír a miles y perturbará a los mismos.
the-end-of-the-fing-world– THE END OF THE F****ING WORLD
Aunque el nombre es una falsa advertencia, “The End Of The F****ing World” es una de las mejores mini series que lanzó Netflix en el último año.
James, un chico que cree que es psicópata y carente de sentimientos y emociones, conoce a Alyssa, una adolescente peculiar, malvada y tierna. Desde el primer segundo, él siente que tiene que ser su primera víctima y matarla cuando tenga la chance. Desde el primer segundo, ella lo ve y quiere ser su novia, aún sin saber si siente algo por él.
A lo largo de los capítulos, ambos van conociéndose, comenzando a compartir un amor incómodo mediante experiencias dignas de olvidar y no vivir jamás, desde violaciones, escapes de su hogar, abuso, robo y asesinato que los lleva a ser perseguidos por las autoridades.
Al contar cómo es crecer e ir entendiendo las particularidades de la vida, la serie se torna artísticamente versátil y macabra por momentos, y amorosa y dulce por otros, llevando a cabo una bipolaridad cortante que deja descolocado al televidente en decenas de ocasiones.
Destinada al público entre los 16 y 23 años.

También guarden, twiteen y compartan desde:
Bookmark the permalink.

Comments are closed.