Box en 3D

cine.6-300x198Tras el estreno de “La máquina de hacer estrellas”, el primer filme animado en 3D, dos semanas más tarde conocemos la primera ficción con la misma tecnología: “La pelea de mi vida”, protagonizada por Mariano Martínez, Federico Amador y Lali Espósito, bajo la dirección de Jorge Nisco.

“En la película soy un boxeador al que no le fue bien y vuelve a la Argentina a recuperar la gloria. Pero acá se entera de que tiene un hijo de 10 años, que no sabía ni que existía”. Así empieza Mariano Martínez a contar la trama de “La pelea de mi vida”, que tiene guión de Federico Baremboin y Jorge Maestro; “Alex es temperamental, tiene que aprender a controlar los impulsos que lo llevaron a tener que exiliarse”.

De chico Martínez practicó artes marciales y en su currículum artístico figura su personaje en “Campeones”, cuando contaba con 18 años: “Ese era un boxeador que empezaba, que tenía ilusiones… Me gusta ver alguna pelea por televisión y la saga de –Rocky- me marcó la infancia. En cuanto a lo boxístico, fue muy duro físicamente, con muchas horas de entrenamiento, pero tuve mucho tiempo, un año antes para prepararme”.

UNA NUEVA TECNOLOGÍA

cine.5“Es que hubo que engañarlos, a Mariano y a Federico, para que ellos no se dieran cuenta que estaban trabajando de más”, cuenta el realizador Jorge Nisco sobre las ocho semanas que duró el rodaje, “Desde lo técnico el 3D es más complicado, está el tema de la fotografía, de la profundidad de campo, y de que contábamos sólo con una máquina. Fue un proceso arduo”.

Por su parte, Federico Amador afirmó que “estuvimos trabajando mucho, cada uno por su lado, durante los primeros meses, pero después tuvimos que ensayar juntos las coreografías de las peleas. La verdad es que quedaron muy reales, ya sea por la exigencia del entrenamiento, o por la entrega de los dos. Nos apoyamos mutuamente, fue un placer, aunque lo sufrimos en su momento”.

La debutante, en cine, Lali Espósito, sin embargo, tiene una vasta experiencia en televisión y teatro: “Me encantó al toque el libro y, charlando con Jorge, me enganché más. Fue instantáneo, aunque me dio un poco de miedo que fuera en 3D, pero era un honor trabajar con semejante elenco”. En el reparto figuran también Agustina Lecouna, Emilio Disi, Vittorio D´Alessandro y Alejandro Porro, quien interpreta al hijo de Alex.

Para Nisco, el aporte del 3D, “era un plus y así lo vimos con Carlos y Luis Mentasti- los productores. Estaba bueno para trabajar las profundidades y texturas de una historia que me conmovía. Además es entretenida y tiene bastante acción”.

AMOR DE PADRE

cine.4-293x180

Sin reparar en elogios, Federico Amador agrega, “En el país existe una gran capacidad artística y técnica. Le podemos competir a cualquier tanque que venga”.

“En la película soy Belén, la niñera del nene. Creo que tanto los personajes de Mariano como el de Federico, son buenos tipos. Ambos quieren a su hijo, aunque uno lo adoptó y el otro es el papá biológico. Mi personaje se enamora de Alex, que tiene una historia complicada atrás”, completa Espósito.

Aunque los dos son padres en la vida real, tanto Amador como Martínez rehusaron usar esa información para componer sus criaturas: “Es un sentimiento muy grande que no sabés para dónde va a disparar. No lo pusimos en juego”, asegura Federico.

“Coincido”, interrumpe Martínez, “Lo tenemos en la sangre, pero no lo utilizamos. Para Alex, luchar por su hijo significa renacer de las cenizas, ya que no tenía por qué pelear. Es muy importante para él porque usa para seguir viviendo”.

En lo actoral, Martínez aclara que “trabajé con un profesor de teatro que hizo de coach en encuentros en los que trataba de transmitir lo que le pasaba a Alex, la transformación de sus defectos, para que se transmitiera a través de lo físico”.

DEPORTE REAL

cine.3-300x253Con escenas filmadas en la mítica Federación de Box de Castro Barros al 100, la pregunta de rigor lleva a quiénes sirvieron de inspiración para los personajes.

“La verdad es que la única pelea en vivo que ví fue una exhibición que dio Pablo Cedrón hace unos años, pero voy a ir a ver a Maravilla Martínez”, afirmó Mariano; mientras que Amador confesó que “no tengo un favorito, pero me gusta Antonio Margarito, que tiene unos huevos de la hostia, como la mayoría de los boxeadores mexicanos”.

Con fe en su producto, Mariano Martínez cierra la entrevista contundentemente “-La pelea de mi vida- tiene el espíritu de -El Campeón-”.


También guarden, twiteen y compartan desde:
Bookmark the permalink.

Comments are closed.