Buenos Aires Trap


Un espectáculo único


El pasado sábado 23 de febrero, bajo una lluvia pasajera y cambios de clima constantes, se festejó la primera edición del Buenos Aires Trap mediante Lauria Producciones en el Hipódromo de Palermo ante más de 15 mil personas vibrando con los artistas del momento, en lo que fue uno de los festivales del año. Nosotros estuvimos ahí para contarles todo lo vivido.

Luego de las presentaciones de DJ Aleja Mami, Under MC, Nax King y FMK, aparecería DREFQUILA, el trapper chileno que se encuentra presentando las canciones de su nuevo disco “AQUA”, para esa hora, pasadas casi las 3 de la tarde, el recinto se iba llenando de a poco para presenciar semejantes artistas. “A Fuego” fue la canción de despedida para un Drefquila que se lo espera siempre con los brazos abiertos en el país.

Llegarían más tarde los BARDERO$, es decir, al Homer y a C.R.O. agregándole un poco de lo-fi, grandes estribillos y memorables canciones a un público que no conectó mucho con ellos, pero que lejos ya iban mostrando el eximio nivel de lo que acontecía.

El excéntrico YSY A haría lo suyo, presentando “Antezana 247”, uno de los discos del año pasado. Su show siempre con las vibras altísimas, él saltando por todos lados y sus temazos a rienda suelta por todos lados.

El barrio diría presente de la mano de MALAJUNTA, al cual sorpresivamente la mayoría del público no lo conocía. Este hecho poco le importó al más true de los trues, con “Qiqito Trampa”, “De La Risa” y “Ahora Quieren Pan” como estandartes.

Venezuela estaba más que bien representada con BIG SOTO, quien pidió muchísimo ruido para su pueblo que se encuentra en un momento muy difícil. En instancias como esta, América Latina tiene que estar más unida que nunca. Lejos, de lo mejor del festival, instaurando conciencia y mucho flow con canciones como “Cali”, ante un público, aún, frío.

Y acá comenzamos con una suerte de declive, respecto a mucho nombre pero poca perfomance, de parte de NEO PISTEA. Que no se malentienda, el Tony le pone todas las ganas, pero el excesivo uso de pista y el bajo volumen de su micrófono dejó mucho que desear, sumado a que dejó solo 30 segundos del nuevo hit “Makina De Armado” porque no se acordaba la letra. Pero por suerte, repuntó con canciones como “Medusa” y el tremendo final con “Tumbando El Club”.

Pero el punto más flojo se lo llevó LIT KILLAH. Con pocas canciones en su haber, y en sus primeras presentaciones, se esperaría mucho más de un artista que llega a los millones de reproducciones en You Tube en cuestión de días, canciones como “Apaga El Celular”, “Tan Bien” o “Bufón” carecieron de potencia, mostrando la escasa fuerza en la voz de Lit, que por suerte se veía respaldado por Alejo, un pibe que la viene peleando desde hace tiempo. Todo esto llegó a un punto más bajo incluso con un intento de Freestyle, que si como bien dijo en una sesión con Bizarrap, que se quiere presentar en la Red Bull, hay que practicar mucho más. Quizás los nervios le ganaron, pero se sabe que LitKillah está para mucho más.

KIDD KEO marcaría el antes y el después en la velada, con la gente más en calor vitoreando al polémico español. Realmente hay muchas actitudes de él que dejan mucho que desear, pero es su personaje, y aún en los tiempos que corren, es lo que vende. Escuchar  canciones como “Foreign” o “Lollypop” son siempre buenas excusas para presenciar el show de alguien que deja todo en el escenario y tiene muy pocos pelos en la lengua. Debo decir, y por eso luego voy a hacer un párrafo aparte, que el público se caracterizó por las modas, sobre todo al darles a elegir entre “TrapLife” o “Dracukeo”, al inclinarse por el último tema, ya se sabe a qué nos enfrentamos.

ECKO sería un caso aparte. Dando un gran show, con muchísimos invitados y la crew que lo banca siempre, lo que le falta a este muchacho son hits, porque si bien su presentación fue buena, faltó exactamente eso, estribillos que corear, los cuales no dejaron que terminara de conectar con un público entregado a él desde el principio. El final con “Dorado” fue la muestra de ello.

Lejos, en demasía, la estrella de la noche sería CAZZU. Gran perfomance, puesta en escena, presentación, nada de autotune, todo cantado, buen uso de pistas. Cazzu deja todo y mucho más en el escenario, incluso enfrentándose al público masculino en todo momento. Ella es la reina en este juego, y lo sabe. Gran presente y gran show para la chapiadora.

Lo primero que me sorprendió de KHEA fue el nivel de energía en su show. Pese a que su perfomance no fue la mejor, “Como Le Digo”, “Vete”, y el final con “B.U.H.O.” con Duki y Midel de invitados, sirvieron para demostrar que los temas hablan por sí solos. Y que ningún tropezón es caída, sobre todo para Duki que se pegó un lindo palo resbalándose con el agua de lluvia que había quedado en el escenario.

El King DUKI se sacaba “HelloCotto”, “SheDon’tGive A Fo” junto a Khea, “Rockstar”, “Si Te Sentís Sola” de encima, para dar lugar a las canciones que realmente venera y ama, como “Lebron”, “Ballin”, “Sigo Fresh” junto a Fuego, “Sin Culpa” junto a Drefquila, y los #ModoDiablo presentándose en “Quavo”, “Hijo De La Noche” y el final con “Trap N’ Export”, en donde YSY A, C.R.O., Neo Pistea y el Duketo hicieron vibrar a todo el mundo. Lo de este pibe no tiene precedentes, y se nota a leguas que gran parte de su público no es de su agrado, sobre todo viendo la madurez que están teniendo sus nuevas canciones. El futuro está llegando, y viene de la mano de él.

El final con BADBUNNY fue lo que siempre nos tuvo acostumbrados. Gran show por parte del exponente de trap más grande de Latinoamérica, con canciones como “MIA”, “Loca” junto a Cazzu, Duki y Khea, “Chambea” y “Soy Peor”, entre muchas otras. Dando fin a un gran festival que esperemos que tenga muchísimas ediciones más.

Menciones aparte:

DAKILLAH se presentó justo antes de KiddKeo, dando un gran show en todo momento y dejando un nivel altísimo en el escenario. ¿Por qué está escrito aparte? Meramente porque el único punto flojo de la organización fue no ponerla en la grilla ni avisar de su presentación, justo en el momento de que venga Keo, con mucha parte de la gente gritando por el español, no respetando a Dakillah. Actitud deplorable de la audiencia.

COSCU fue el presentador en la mayoría de los casos. El youtuber cuenta con un gran carisma y ya fue host varias veces. Lo que dio lástima fue su compañero EL DEMENTE, conocido por varios casos de abuso cibernético con menores. Otro caso paupérrimo dentro de lo dicho.

FMK tuvo otro momento después de su presentación, tocando dos canciones más: “Perdoname”, su hit, junto a Coscu y Bizarrap, y “Ahora No” con la sorpresa de contar con KÓDIGO como invitado. Fue realmente un gusto volverlo a ver después de tanto tiempo arriba de un escenario, sobre todo ahora que está marcando su vuelta de a poco.

Un factor muy importante si o si tenía que ser el público. Gracias a éste se llegó a un lugar tan grande con un show prácticamente agotado, en donde familias y en su mayoría chicos de entre 12 a 17 años, se vieron como la estadística más grande de la audiencia. Pero cabe recalcar que hay mucho que cambiar o que enseñar al mismo. El término “topo” a esta altura ya les queda chico. El nivel de tendencia y de seguir las modas está dejando muy en claro de qué va la cosa, y al fin y al cabo, va a terminar siendo lo que desgaste a los artistas, lo cual es un hecho lamentable, porque todos y cada uno de los que se presentaron en el escenario, tienen muchísimo para dar. Vamos a ver cómo sigue esto.

También guarden, twiteen y compartan desde:
Bookmark the permalink.

Comments are closed.