Cuando el hobby se da la mano con el deporte

figus-300x225

Sin dudas que cuando uno llega cansado después de toda una jornada de trabajo, tiene muchas ganas de distenderse y pegarse un rato a un entretenimiento que le permita despejar la mente, lo que se podría llegar a llamar un hobby o un pasatiempo.

Bueno para quien esto escribe su distracción máxima es unir su pasión por el mundo del fútbol (enfermo fanático de Temperley que para quienes no lo conocen está militando en la B Metropolitana e hincha de “el más grande sigue siendo River Plate”), simpatizante del Chelsea de Drogba en el fútbol inglés, del glorioso Real Madrid de CR7 (Cristiano Ronaldo, Higuaín y Di María), y del Inter de Italia.

Eso, además de ser admirador desde siempre del fútbol brasileño de Pelé, Toninho Cerezo, Rivelino, Ronaldo, Ronaldinho, Marcelo y Neymar en la actualidad.

MI CASO EN PARTICULAR

figuritas-mundiales-300x164

El apasionante mundo de las figuritas de mi infancia, adolescencia y adultez me llevaron a convertirme con el paso de los años en un interesante coleccionista que acuna una completísima reseña de los Mundiales desde el ’70 hasta el 2010, con todos los campeonatos locales (incluyendo Apertura y Clausura) desde los ’90, por ahí alguno perdido de antes, y algunas rarezas como álbumes del fútbol uruguayo, la liga inglesa, el campeonato alemán, más una cantidad apreciable de figuritas sueltas de todas las épocas, todas en muy buen estado.

Por supuesto que también, como todo coleccionista, estoy pendiente de lo último, sea el álbum de la Eurocopa que se inicia este mes y del cual ya estoy completando el primero, o la reciente salida de unos tarjetones del fútbol local, con los que parece que Panini reemplazará al álbum común de cada año, quizás por razones de presupuesto.

TRAVESURAS

figuritas1-300x296

Pero el rito del coleccionista y, especialmente el de éste apasionado del fútbol, no pasa por ir a un kiosco, comprar los paquetes, hacerse mala sangre por las repetidas y luego cambiarlas con algún enfermo como uno. Se llega hasta ponerse en la cola de una repartida a la salida del colegio y decirle a las promotoras: “es para mi pibe que no se anima a pedirles”,  mentirita piadosa como diría mi abuelo.

El rito del coleccionista pasa por ponerse en comunicación con otros “colegas” de juntadas, por ir al glorioso Parque Rivadavia y pasar por el puesto de Nora, mi mayor proveedora de material, y  al día con las novedades visitando su página de Internet (www.purafigurita.com.ar).

El otro destino es el Parque Centenario donde se puede llegar a cambiar viejas perlas por otras de la misma importancia y altura, todo esto siempre los domingos.

Los sábados a la tarde, en el Rivadavia, chicos y padres se mezclan tratando de llenar el álbum de los últimos lanzamientos, buscando las figus más actuales.

CURIOSIDADES

figuritas-250x180

Otra faceta consiste en visitar al amigo de la librería de la avenida Pueyrredón al 700, antes de llegar a Córdoba, que posee algunas rarezas como las viejas e inhallables figuritas Cracks, de la década del ’60 y otras perlas por el estilo.

Aunque si uno se pone más exquisito puede encontrar algunas cositas interesantes en la galería Apolo de Corrientes y Uruguay, pero hay que tener la suerte inmensa de encontrarlo a su dueño, que es el que más sabe del asunto.

Claro, el que lee esta humilde y fanática nota me puede llegar a decir, “pero, hermano, hoy con internet podés conseguir lo que quieras”. Entonces yo le pregunto: “¿qué gracia tiene?, si lo lindo está en el diálogo, el comentario y la reunión entre los que son tan locos como yo, y tiene un marcado interés en proveerse de una buena selección de álbumes que con el paso de los años serán historia.

NO SOLO DE FUTBOL VIVE EL HOMBRE

Ah, me olvidaba, también tengo dando vueltas algún álbum perdido de básquet de la liga nacional y buena cantidad de figuritas- tarjetas de los diferentes años de la NBA, como para complementar el gusto por ese deporte.

Y aquellos a los que haya contagiado esta pasión, no tienen más que enviarme un mail y nos reunimos a cambiar.

Por Luis Digiano 


 

También guarden, twiteen y compartan desde:
Bookmark the permalink.

Comments are closed.