Detrás de Larguirucho

Uno de los mayores placeres de “Soledad y Larguirucho” es escuchar las voces de los distintos personajes, una creación de Pelusa Suero, a quien no sólo escuchamos durante años brindando vida a los personajes infantiles que nos acompañaron en la infancia, si no también en innumerables publicidades y documentales.

pelusa_suero02-400x180

Cuando García Ferré escribe un guión, el primero en enterarse es Pelusa: “Los tiempos de los dibujitos están en función de mis expresiones, de acuerdo a cómo interpreté el texto. Hay más responsabilidad que en el doblaje”. Los dibujantes principales toman su lugar
detrás del vidrio para verlo poner cuerpo y alma a Neurus, Pucho o el Comisario, “de ese modo la intencionalidad del personaje es total, y cuando siguen dibujando tienen un auricular para seguir escuchando cómo digo los textos”.

Por problemas de salud de García Ferré o la debacle del 2001, “Pantriste” marcó la última colaboración del dúo, “casi pensábamos que no volvíamos a trabajar juntos, pero cuando Rodríguez Saá lo convocó para estar en San Luis Cine, aceptó porque le infundió vida. El estar retirado era algo que no le gustaba, a pesar de no tener ninguna necesidad”.

Hace 42 años que conforman un dúo inseparable y el cariño entre ambos se nota. “Los personajes se mantienen frescos. Voy grabando personaje por personaje y no sé la historia hasta el final. Trabajo una semana y eso les permite dibujar un mes, tras el cual
regreso. Con Soledad nos juntamos sólo para las canciones”.

Cambio de rumbo

Pelusa-Suero3-300x159

La conversación nos retrotrae a principios de este siglo cuando muchas agencias de  publicidad se fueron del país y los profesionales fueron reemplazados por novatos que no conocen de trayectorias y no estaban dispuestos a pagar lo que vale Pelusa Suero, en una
profesión donde vale no sólo el talento, sino también los días en que no se trabaja.

La laborterapia de los tiempos muertos incluye su pasión por el arreglo de guitarras y asados con amigos.

“Algunos de mis personajes tienen más fanáticos que otros, con Larguirucho, que es el más popular, Pucho y Neurus a la cabeza, un poco menos Gold Silver. No hay día en que no me pidan que haga alguno… me paso hasta en un baño público. Tengo anécdotas desopilantes”.

El futuro es San Luis

pelusasuero-300x214

Si la película tiene el éxito de sus antecesoras “Manuelita” y “Pantriste”, García Ferré y Pelusa Suero seguirán trabajando juntos.

Mientras tanto es posible tenerlo siempre presente como los mosquitos de Raid, el gato de Bubaloo, el tigre de las Zucaritas Kellogg o el indio de la gotita.

Esa voz tan especial tuvo inicios de cantante, junto a su madre y a su tía, ambas pianistas, “Yo cantaba los tangos canallas de la época y no sabía lo que estaba diciendo, y en mi media lengua provocaba carcajadas entre los mayores. Esto fue una gran escuela, me di cuenta que hacía reír a las personas y toda mi vida conviví con esa alegría”.

Para el final deja el nacimiento una de sus creaciones, “La tira de Hijitus era sobre el Bien contra el Mal. Neurus es un malísimo. Pensé en un desastre natural, en un terremoto,
es como una erupción volcánica, de pacotilla. Pretende ser más malo de lo que es”.

Un poco más de data

Pedro Domingo Suero nació en Buenos Aires el 11 de Agosto de 1938. Estudió Arquitectura y pasó por toda clase de profesiones como: publicitario, guionista, fotógrafo publicitario, técnico de grabación, actor, locutor y productor de eventos y materiales audiovisuales.

A los 4 años su madre le enseñó a cantar, y a los 6 ya participaba del Coro de la Facultad de Derecho. La mayoría de edad lo encontró en Radio Belgrano, cantando para Mariano Mores e integrando un quinteto vocal dirigido por Virgilio Expósito, donde cantaba con su primo, Billy Cafaro.

Pasó por “La revista dislocada”, donde se inició como guionista y como actor cómico, y por el trío Los Fernandos. Luego de grabar con ellos y con Mores, se transformó en Napoleón Puppy, nombre bajo el cual tuvo singular éxito con el simple “Trisagio del
soltero”.

Los ´70 lo encontraron poniendo la voz en doblajes y publicidades tan famosas como las de cigarrillos Jockey Club, cuando es contratado por Manuel García Ferré, en la época de  Anteojito y Antifaz. Pero es con Hijitus, y más de 16  personajes, entre lo que se
encuentran Larguirucho, Neurus, Pucho, el Pajarraco de Cachavacha, el Boxitracio, Gold Silver, el mayordomo Gutiérrez, el Comisario, el Director del Museo y muchos otros, con los que Suero se hizo famoso.

También fue la voz de Clemente, cuando Caloi lo llevó a la televisión en la época del Mundial ´78, y perteneció a las troupes de Canal K y Los Muvis.

Su rostro se dejó ver en varios éxitos televisivos de Gerardo Sofovich, como La  peluquería de Don Mateo.


 

También guarden, twiteen y compartan desde:
Bookmark the permalink.

Comments are closed.