El gimnasio del futuro


ER: ¿Cómo nació la idea del gimnasio?

– Hace más de diez años, con mi socio trabajábamos la parte de gerencia y gestión de los gimnasios, y lo que hacía yo era en relación a lo técnico y entrenamiento. Nos propusimos armar algo que mezcle las dos cosas. Empezamos a llevarnos mejor, aunque como toda idea tiene sus vaivenes, si o si necesitábamos un programa y una esquematización distinta. Y así diseñamos Active. Y empezar a trabajar como docente de alguna manera, incluso habíamos pensado irnos a Brasil, pero nunca surgió eso. Y así lo lanzamos el 20 de agosto en 2010 en Argentina, con 8 participantes… medio triste (risas), y en 2013 lanzamos la primer franquicia en Olavarría. Uniendo todo lo que sabíamos en un programa de entrenamiento, y con el transcurso de los años nos fuimos formando más. Somos bastante inquietos, de hecho. Con las dos personalidades, generamos una muy buena relación de trabajo.
ER: ¿Por qué en Olavarría?
– Nació de un cliente que tomó la capacitación y la quiso llevar a su ciudad. Nosotros estábamos en proceso de desarrollo de la franquicia y probamos con él, como experimento, y salió re bien.
ER: ¿En qué se diferencia la franquicia de otras?
– Primero en el soporte que intentamos generar, digo intentamos porque siempre tratamos de cambiarlo. Le decimos franquicia para que la gente entienda, pero en realidad es una licencia. Las licencias son más abiertas y en este caso tratamos de darle un soporte más cercano, tanto en redes sociales como en desempeño de negocio. Eso es lo principal que venimos trabajando. Tenemos encuentros en los que juntamos a todas las personas que participan, con 3 regionales y una grande por año. Quizás lo principal y más fuerte es el soporte. La segunda, es que es para todos. Puede que se sufra entrenando o monotonía, pero tiene que generar un camino placentero, esa es la idea. Que entrenar sea bueno. El proceso de entrenamiento es inclusivo, muchas personas se hicieron amigos, otros se casaron, que son cosas que nos parecen muy importantes.
ER: ¿Cualquiera puede venir entonces?
– El entrenamiento es integrador, que funcione para todos. Que se involucre en lo cotidiano. Cualquier acción que vos hagas, que sirva de entrenamiento, ejercicios integradores en cosas cotidianas, como hacer compras o esfuerzos diarios. Trabajamos muchos músculos a la vez y la idea es que salga todo bien, con distintos ejercicios integradores que se adapten a las personas.
ER: ¿Se divide en clases?
– Claro. Las duraciones varían. Hay circuitos y dependen los entrenamientos. Entrenamientos de suspensión, de fuerza, funcionales, de desarrollo. Después tenemos sesiones exclusivas, que en vez de 45 minutos, se centran en una parte del cuerpo y llevan de 20 a 30 minutos. Y también un grupo de corredores, para la gente que prefiere esa modalidad. Enseñamos a la gente a entrenar y correr.
ER: ¿Cómo le decís a la gente que viene por primera vez?
– La persona entra acá, y hay como un proceso comercial, con espacio a presentarse con algo que se llama tarjeta de atención, que lo hace el profesor, para asesoramiento comercial que lo puede instruir de acuerdo a la necesidad, tiempo y objetivo de la persona, le ideamos un plan de trabajo. Siempre intentamos que sea de menos a más, que haya más compromiso que cantidad. Una vez que empieza la persona a entrenar, empezamos con un proceso de similitud, por medios de comunicación de la persona, para que vaya viendo su progreso. Así, los primeros 3 meses de forma intensiva. Después, va variando. Intentamos hacerlo para todas las licencias tal cual. La diferencia pasa en el trato, si necesita ayuda, ahí estaremos. Todo depende 100% de la persona.
ER: ¿Qué clase de crecimiento tuvo la franquicia?
– Nos asustamos un poco en 2013, fue la primer licencia. Muchas cosas se hicieron mal, y hasta 2015 no nos acomodamos de la manera que queríamos. Fuimos abriendo más y más al pasar los años, y el crecimiento es notorio como agradable. A veces no ayuda el país, pero estamos en el proceso de trabajar siempre puertas adentro, mejorar el soporte, la forma de hacer las cosas. Hoy nuestro mayor foco es eso.


También guarden, twiteen y compartan desde:
Bookmark the permalink.

Comments are closed.