Entre siempre y nunca, enfatizando en el ahora.


Adiós posiblemente sea uno de los secretos mejores guardados de la música nacional. Admito que es una frase que se repite mucho en esta revista, y es que día a día salen propuestas tan hermosas que se me hace imposible no decirla. Hablamos con Sophie, alma mater de Adiós. Pueden chequear su gran EP en: adiós.bandcamp.com

ER: ¿Cómo fue la grabación y composición de «Entre Siempre y Nunca»?

Los dos procesos fueron muy diferentes e implicaron complejidades distintas. La composición fue algo interno, un secreto íntimo bien guardado que no podía sacar hasta estar completamente segura de que expresara fielmente lo que quería decir y que iba depositando en maquetas de garaje band grabadas con guitarras acústicas y midis. La grabación formal supuso la exposición de ese secreto, primero a mis amigos del sur y luego a Joe Luna (mi amigo y productor), quienes me ayudaron a elevar la grabación precaria a algo más formal y perfecto como lo es una grabación de estudio. La composición viene del individualismo y la necesidad de comunicarse, mientras que la grabación expresa un trabajo colectivo entre Joe y yo, los dos con primeros trabajos.

ER: ¿Cómo llegaste al nombre del EP? ¿Qué significa para vos?

Las palabras literales salieron de algún libro o algo que leí por algún lado y que me pareció interesante, quedó como estructura vacía para ver si algún día cobraba sentido. Cuando me senté a ver las maquetas y analizar todas las canciones, que surgieron de procesos independientes, me di cuenta que había una similitud entre todas, un constante rebote bipolar que se puede notar tanto en las letras como en la música. Esa propensión natural a rebotar entre los polos de lo absoluto, es decir, entre la nada y lo todo, la vida y la muerte, el amor y el desamor, es quizás lo que describe fielmente a mi concepción  de la realidad, expresada a través de Adiós.

ER: ¿Cómo viviste las presentaciones que tuvo Adiós en vivo?

Las presentaciones en vivo de Adiós. suelen ser lo que sale en el momento con las personas que estén disponibles y dispuestas. Son los actos fallidos de la idea del ep y no buscan asemejarse a aquello, ya que sería imposible y caprichoso esperar una fidelidad al álbum cuando de por sí ese sonido ya está muerto y es parte de un pasado congelado en el recuerdo, además de ser una yuxtaposición de mí misma que no puede recrearse en vida real.

A veces toco sola, a veces con tres guitarras, a veces solo con dos, también en formato entero, etc. El estado perfecto (el ep) es como lo planteé y toqué sola; el estado tangible (la realidad) es la manera de organizarlo con las personas que quieren tocar.

ER: Son canciones muy personales, ¿cómo fueron naciendo cada una de ellas?

Previas a ser sometidas al análisis crítico y exhaustivo, incluso antes de ser secretos bien guardados, las canciones salieron de impulsos. Fueron como el acto de la lluvia, cuando la condensación del tiempo llegó a un punto insostenible y precipitó en canción.

Exordio es el recuerdo melancólico de la niñez que viene cuando extraño mi casa y mi vida lejos de Buenos Aires, mientras que Tan Profundo es la madurez del desencanto y antítesis de Preludio Infinito,     que simboliza el desgarre que produce un amor no correspondido, además de darle sentido al nombre “Adiós.”; las dos nacen cuando el desamor se convirtió en algo irreparable. Jared es el testamento del suicidio y fue vomitada por la noticia de la muerte de Jared Gutierrez, un profesor muy querido.

Triste canción no sigue esta regla porque es la primera canción que hice y conserva la inocencia en su letra, su música evolucionó conmigo a lo largo del tiempo.

ER: Contanos un poco acerca del documento que está en bandcamp, el cual explica y ayuda a escuchar el EP.

El documento de bandcamp es un manifiesto sobre Adiós y sus argumentos, además de ser el prefacio de la obra.  No me parece que yo tenga que determinar cómo uno debe entender las canciones porque la libertad es el principio del arte; sin embargo, cada detalle tiene su lugar y su porqué, por ende el documento busca sentar las bases y condiciones de la cuestión para que desde el vamos no se escuche en su banalidad. Prefiero que alguien tarde tres años en buscarse 20 minutos para escuchar el ep entero a que escuche los dos primeros temas y me diga que está bueno. Lo respeto, pero no es mi preferencia y el documento sirve para concientizar al oyente sobre el valor del tiempo. Además contiene agradecimientos para las personas que me interesan.

ER: ¿Qué sentís al ver el video de «Jared»?

El video de Jared le hace justicia a la canción. Para mí es la más emocional y pura de todas, salió así directo de mi corazón en el instante en que me enteré que Jared murió. El video contextualiza su historia, empieza con el cariño hacia lo cotidiano que deviene del sentirse vivo y de repente se aleja de eso hasta llegar a las montañas. En el hilo de la ausencia, Jared se arrojó por las montañas, y lo último que vieron sus ojos fueron esos lugares llenos de nieve y frio.


 

También guarden, twiteen y compartan desde:
Bookmark the permalink.

Comments are closed.