Libros

LA EUROPEA: cien años de historia en Cosquín
por Luis Digiano

La Europea

Empezó como un sueño, el de festejar con libro propio el centenario de una historia que tiene que ver con una ciudad y con el festival más famoso del país. Así fue como Luis Digiano fue convocado para contar la trama familiar, árbol genealógico incluido, en la que los Castro conforman la actual, pero no última generación de hacedores de cosas ricas y testigos de la maravilla musical folklórica que cada año se da cita en Cosquín.
Confitería Europea cumple 100 años el 1º de agosto, una fecha que la hermana con la Pachamama y con el ritual que Rosa Castro desgrana cada temporada en la puerta del local: un vasito de ruda macho para dar comienzo al año aborigen.
En ese mismo lugar comenzaron los planes de José María Villanueva, de don Saúl Castro y doña Chicha, de sus herederos: Jorge, Rosa, Milagros y Evangelina, quienes reciben todos los días a los visitantes con una sonrisa.
La tradición es que cada uno se sirva lo que le gusta y después pague, en la confianza que dirá exactamente lo que consumió. Con esta consigna, los riquísimos alfajores, legendarios embajadores coscoínos, el exquisito pan dulce y los inolvidables merengues, se entreteje, en tanto, otra trama.
Erase una vez Cosquín, la ciudad escogida para aquellos que necesitaban de las sierras para recuperarse de sus dolencias. Así conocida por sus efectos benéficos, cuando estos hallaron una cura eficaz, la imaginación tomó el poder.
Un grupo de inquietos amantes de la cultura, entre los que se encontraba don Saúl Castro, decide, en las mismas mesas de la Europea, dar comienzo a un singular desafío: el Festival Mayor de Folklore.
De esta manera y mucho antes de que tomara forma la Plaza Próspero Molina tal como la conocemos ahora, los máximos exponentes del género subían al escenario mayor y mostraban su talento. Más tarde, el mismo Saúl los recibía en La Europea, transformada durante nueve lunas en una peña inolvidable.
La amistad con Jorge Cafrune, Mercedes Sosa o Argentino Luna, marcaron los años de esplendor, que no cesaron a través del tiempo. Los nombres han cambiado por los de Teruel, Rojas o segundas generaciones de Cafrune y Saravia, pero el rito es el mismo.
Ni actores ni políticos han podido resistirse al influjo de este simpático local que emana calidez e historia.
Para que este centenario tuviese un particular significado, es necesario comprender que no hay muchos negocios que hayan pasado durante tanto tiempo, de mano en mano, pero siempre dentro de la misma familia.
No es raro que los Castro hayan decidido la edición de “Confitería Europea, 100 años de historia en Cosquín”, tanto en su formato normal como en el de lujo, poblado de fotografías en las que se ven a todos los artistas que han pasado por el lugar, además de testimonios de los mismos, de parroquianos, y de empleados, de los que figura una larga lista, como agradecimiento a su valiosísimo aporte cotidiano.
Hay, además, un curioso material poético y prólogos en los que la experiencia del parroquiano se mezcla con la de los autores. Un corolario del que también participa Luis Digiano, quien ya lleva 22 años compartiendo desayunos y meriendas, sazonadas de jugosas charlas que, sin quererlo, se han colado en este libro.


La vida del Chaqueño a puro libro
Por culpa de ser cantor por Luis Digiano

chaqueño palavecinoTras un paso en falso hace unos años, el Chaqueño Palavecino ve, por fin, su historia reflejada en un libro en el que no sólo se relata su vida, su trayectoria musical, si no también su lucha por mejorar las condiciones de vida en el Trichaco. Además “Por culpa de ser cantor” contiene la letra de todos los éxitos del cantante popular que más ha trascendido en los últimos años.
Denominado como uno de su álbumes, el libro recorre, de la mano del periodista especializado en folklore, Luis Digiano, la carrera del cantante que conmueve las noches coscoínas y que, alguna vez, llenara la Bombonera con sus temas y un asado que duró hasta la media tarde del día siguiente.
Como no podía ser de otra manera, cumplir veinticinco años con el canto tenía que ser festejado de una manera muy especial. El Chaqueño Palavecino y Luis Digiano se pusieron de acuerdo para que “Por culpa de ser cantor” viera la luz durante la 53º edición del Festival Mayor del Folklore, en Cosquín, este año.
Pero el libro tendrá asimismo una presentación formal durante la Feria del Libro que se realizará en Buenos Aires en abril, con la presencia de ambos protagonistas.
Con prólogos escritos por Horacio “Pueblo” Guarany, quien lo denomina su sucesor; los compositores Yuyo Montes y Roberto Ternán, responsables de muchos de sus éxitos, “Por culpa de ser cantor” fue editado por Corregidor.
“Yo soy de allá. Rancho del Ñato” recoge las primeras vivencias del Chaqueño, mientras que es él mismo quien relata su ascenso popular hasta su consagración coscoína, pasando por la inmensa obra que todos los años desarrolla en el Trichaco junto a sus músicos amigos, y la pérdida de uno de sus más queridos acompañantes, el guitarrista y arreglador, el Chato Bazán.
En la elaboración del libro colaboraron infinidad de colegas que sumaron anécdotas y no dudaron en elogiar la figura del Chaqueño. Así aparecen opinando Mariana Carrizo, Marcela Ceballos, Soledad, Silvia Mujica, Raúl Palma, Los Nocheros, Los Alonsitos, Sebastián López de Los Tekis, Pitín Salazar, Juan Balderrama, Marcelo Simón, Mario y Peteco Carabajal, Los Rojas, Paítro Figueroa, Facundo y Daniel Toro, Facundo Saravia y Sergio Galleguillo.
Todo esto sumado a una variada selección de fotos que ilustran la carrera de un mimado por la audiencia de los grandes festivales del país.
Como regalo extra figura la discografía completa del Chaqueño, las principales composiciones de su cancionero y una explicación personal sobre cómo aborda cada uno de los géneros folklóricos.
“Puede cambiar la tecnología que está a nuestro alcance, que junto al gusto y maestría con la que los músicos ejecutan sus instrumentos, nace la mágica armonización que quiero proyectar al público, quien es merecedor de mi respeto, por cuanto acepta este estilo y forma personal de transmitir el acerbo nacional, y nunca lo voy a cambiar, porque siempre me debo a él y hacia él va mi esfuerzo y la dedicación de ser cantor cada día”, resume el intérprete.


JORGE ROJAS, cantautor
En nombre del amor, por Luis Digiano
Editorial Corregidor

JORGE ROJAS cantautorTras su paso por el grupo salteño Los Nocheros, Jorge Rojas comenzó una nueva etapa de su carrera como solista.

Testigo de la transformación de Jorge Rojas en uno de los intérpretes y compositores más importantes del folklore actual, Luis Digiano nos ofrece un panorama de su vida y trayectoria.

Sus comienzos, el amor por la música, la influencia de su padre y de su ambiente natural en el más profundo contacto con la naturaleza, la fama, el perfil siempre bajo, la siempre afectuosa presencia de sus hermanos, todo se comulga bajo la figura de un artista muy especial.

Consagrado en Cosquín junto a Los Nocheros y como solista, sumando a sus galardones el premio Gardel y el Atahualpa del Público, Jorge Rojas es un mimado de la música popular con canciones que ya se han convertido en clásicos del cancionero nativo “Vuelvo”, “La vida” y “Marca borrada”.

Asentado en Córdoba, el cantante continúa brindando sorpresas, como la reciente formación de Los Rojas, junto a Alfredo y Lucio, sus hermanos.
Este libro sirve como corolario a la primera parte de una carrera exitosa que, sin dudas, seguirá su ascendente camino dentro de nuestro folklore.

Presentación oficial en La Feria del Libro 2012


COSQUÍN VUELVE A CANTAR
por Luis Digiano

50 años de historias contadas por sus protagonistas-Editorial Corregidor- 2010

Anécdotas, vivencias, revelaciones, consagraciones e historia de aquellos que, desde enero de 1961, creyeron que Cosquín, en el Valle de Punilla, podía llegar a tener su encuentro festivalero.
Cosquin

Con el correr de los años, desde el escenario Atahualpa Yupanqui de la Plaza Próspero Molina, llegó a convertirse en el Festival Mayor del Folklore.

Horacio Guarany, la querida e inolvidable “Negra” Mercedes Sosa, Argentino Luna, Teresa Parodi, Los Carabajal, Eduardo Rodrigo, Jorge Rojas, Peteco Carabajal, Los Nocheros y Marcelo Simón, entre muchos otros, nos muestras desde estas páginas, junto a algunos de los fundadores del festival y miembros de la actual Comisión Municipal de Folklore, la vida y la trastienda de Cosquín en sus 50 años de recorrido.


NOCHEROS- El Folklore de Hoy
por Luis Digiano y Blanca López
Editorial Ricordi – 2000- Agotado

Nocheros


Resumen de los primeros años del grupo que marcó un antes y un después en la historia del folklore joven nacional. Con prólogo de Daniel Toro, contiene las fichas de cada integrantes, las canciones de sus primeros discos y las experiencias de los protagonistas contadas en primera persona, con fotos exclusivas que marcan sus primeros pasos, tanto en la vida como en lo profesional.


EL FOLKLORE Y SUS PROTAGONISTAS
por Luis Digiano

Editorial Corregidor – 1996
Después del boom en los años ´60, el entusiasmo por el folklore comenzó a decaer en las dos décadas siguientes, pero conforme al nuevo impulso brindado por la presente generación, se hace necesario conocer a fondo sus raíces.

Nadie mejor que los intérpretes mismos para contar una historia que tiene a sus mayores exponentes en el interior del país.

De su propia experiencia surge este texto imprescindible para aquel que desee conocer las canciones, compositores, cantantes, conjuntos, festivales y fundamentalmente, los distintos ritmos que hacen a la música entrañable de nuestro país.

Tradicionalistas y renovadores se juntan para relatar sus vivencias, sus costumbres y todo lo que significa difundir canto popular argentino.
Desde Atahualpa Yupanqui hasta Los Nocheros, pasando por los inolvidables Jorge Cafrune, Armando Tejada Gómez y Hernán Figueroa Reyes, junto a Teresa Parodi, Los Chalchaleros, Cuti y Roberto Carabajal, Jairo, Víctor Heredia, José Larralde, Facundo Saravia, Yamila Cafrune, Antonio Tarragó Rós, el Cuchi Leguizamón y muchos otros, integran estas páginas.

Cuando el canto nativo no tiene el espacio de difusión que se merece, se encienden de nuevo las cenizas de la argentinidad, cuando una guitarra, un bombo, una quena, un teclado o un saxo, le ponen el acorde justo a las zambas, cuecas, chacareras, chamamés, protagonistas indiscutidos de nuestro tiempo.

También guarden, twiteen y compartan desde:
Bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.