Luciano Pereyra


Agradecido a la vida y a la música


Emocionado por la serie de festejos que viene protagonizando por cumplir 20 años con la música, el cantautor Luciano Pereyra se tomó un tiempito para charlar con elresaltador.com sobre sus vivencias, tras recibir el incondicional cariño de su público en los encuentros festivaleros de Jesús María, Cosquín y Baradero, entre otros.

«El resumen de estos 20 años se puede llamar felicidad, música, pero por sobre todas las cosas vida. Crecer a lo largo de este tiempo es un privilegio. Saber que la música me va formando, no sólo como artista, sino como persona, es inigualable. Por eso lo tomo con mucha pasión y me siento bendecido», manifestó Luciano.

«Disfruto mucho del escenario, de cada uno de los lugares donde me toca actuar y especialmente cuando se da una comunión tan linda con la gente. Para mí siempre es un compromiso mayor», agregó.

«¿Lo que se viene?, la verdad es que no me lo puse a pensar porque si me pongo a componer ahora sería como hacer futurismo. Hoy prefiero disfrutar el presente. Va a salir un CD/ DVD del Vélez que hicimos el año pasado, con algunas canciones nuevas. Además acabo de participar del ciclo ´Únicos´, en el teatro Colón, con dos funciones repletas… me emociona. Así que por ahora sólo quiero celebrar. Luego de la gira seguramente comenzaremos a pensar en lo que se viene».

«Sentí una gran energía en el concierto de Baradero que siempre es un festival muy importante para mí, ya que soy vecino de Luján, bien cerca. Junto con Jesús María fueron los dos festivales donde primero obtuve la consagración en 1999. Después vino Cosquín, el país, las giras por el exterior… soy un agradecido a la vida y a la música por todo lo que me dio», destacó.

«El verdadero espectáculo lo da la gente que llega de distintos los lugares y que la música nos siga uniendo es fantástico. Habría que escuchar más música para que haya más unión entre los humanos», dijo.

También se refirió a don Horacio Guarany, su padrino artístico, al mencionar que «lo extraño porque siempre que venía de una gira me iba en bici hasta su casa para contarle lo que había vivido. Me hubiese encantado verlo en Vélez, en el Colón, aunque sé que estuvo. Creo en esas cosas porque si bien la vida continúa con su ausencia, me sigue acompañando y aconsejando», expresó emocionado.

«Me veo muy bien cantando, disfrutando de lo que hago, de lo que me toca hoy. Me gusta cantar, es una bendición poder hacerlo y me gusta viajar porque me gusta volver a mi casa, y también irme de gira porque me gusta regresar», reflexionó.

En cuanto a los festivales comentó que «es un placer que sigan creciendo. Ver que las fiestas populares tienen un buen sonido, una buena planta de luces, hace que la gente que, con esfuerzo pagó su entrada, pueda vivir el espectáculo como nosotros lo hacemos desde arriba».


 

También guarden, twiteen y compartan desde:
Bookmark the permalink.

Comments are closed.