Octubre es el mes de grandes shows por streaming


Hablamos con Maite, que el próximo 10 de octubre estará dando un show por streaming en La Tangente presentando su disco «Igual, No», repleto de historias, estribillos pegadizos y nuevos sonidos.

ER- ¿Cómo viene la preparación del show del 10 de octubre? ¿Cuáles son tus expectativas para el mismo?

M- La preparación para el 10 viene a full, estamos trabajando con todo el equipo para hacer un show con una propuesta estética integral que este buena y que suene bien. Además, es una versión de show-solista que es un poco distinta a la propuesta con banda que presentamos el año pasado así que es un desafío enorme que me tiene muy emocionada y muy entusiasmada.

ER- Vas a estar presentándote en La Tangente ante esta nueva normalidad sin público, ¿cómo te sentís al respecto?

M- Me da nervios e intriga imaginarme cómo va a ser montar un show sin público presente, pero a la vez creo que es una buena oportunidad para repensar los rituales. Los shows se tratan de compartir y, como en este tiempo aprendimos a compartir de maneras distintas, da curiosidad conocer cómo se va a sentir compartir a la distancia.

ER- ¿Cómo fue el proceso de composición de «Igual, No»? ¿Cómo diste con el nombre del disco?

M- “Igual, no” fue escrito relativamente rápido, pero el proceso de construcción de las canciones fue largo: ya venía componiendo canciones hacía unos años y, cuando finalmente decidí sentarme a trabajar y di con el concepto general de un disco conceptual con todos títulos de temas con nombres de hombres, me fue bastante sencillo escribir cosas nuevas basándome en algunos temas que ya tenía y en otras ideas que surgieron en ese momento. La clave fue tener el puntapié inicial. El nombre surgió sin querer, es una muletilla que uso cuando no quiero algo o cuando no me gusta o no estoy de acuerdo con alguna cosa que pasa. En relación al disco, creo que después de todo las experiencias y sensaciones que cuenta vuelvo a decir que al final no era por ninguno de esos lados por los que busque llenar espacios vacíos, por lo que igual, al final, no.

ER- Hay un concepto muy interesante detrás de los nombres de las canciones y el mensaje que querés brindar desde el amor, procrastinación e idealización, ¿cómo viviste escribir la letra de cada tema?

M- Creo que, lo que los temas tienen para decir, en cualquier dirección se cuela a mi pesar a través de ellos. Las canciones siempre surgen de la necesidad de expresar sentimientos para los que las palabras solas no me alcanzan, por ese motivo el proceso de composición para mí siempre tiene que ver con conectar con la necesidad profunda de decir cierta cosa que no estoy pudiendo decir de manera convencional y en esa dirección siempre aparece más el sonido que la palabra. Después todo es intentar que las palabras se unan con la menor interferencia posible con ese sentir, cosa que logro a veces con más éxito que otras. De cualquier manera, creo que escribir canciones siempre es un viaje hacia adentro y así lo viví con los temas del disco también.

ER- ¿De qué manera te impactó estos tiempos de cuarentena? ¿Afectó a la hora de escribir las canciones?

M- A mí los tiempos de cuarentena me aflojaron un poco la pretensión de hacer todo perfecto y me conectaron con lo más importante y con lo más vital. Vengo intentando diariamente no ser ingrata con la situación de privilegio que me toca transitar de tener trabajo, comida, salud y una casa que me albergue… ahí donde puedo agradecer viviendo al máximo todos los días, entrenando, aprendiendo, estudiando y creciendo. Estoy empezando también a escribir cosas nuevas, básicamente ocupando el tiempo para tratar de maquinar lo menos posible y ponerme en acción.

ER- ¿Cuáles son tus planes para lo que queda de este accidentado año?

M- Para el resto del año tengo pensado largar un proyecto de versiones de temas que vamos a grabar en mi casa y seguramente saldrá otro video de algún otro corte de este disco para ir despidiéndolo. Estoy trabajando en música nueva y el plan es sacar algo de ese material antes de que termine el 2020, así que, si todo sale como pensamos, en diciembre ya vería la luz algo de lo que se viene.

ER- La última es para que digas lo que quieras

M- Me encuentran en las redes sociales como Maite Música y pueden comprar entradas para el streaming del 10 de octubre a través de passline.


 

También guarden, twiteen y compartan desde:
Bookmark the permalink.

Comments are closed.