Pachi Herrera: «Siento el legado que me dejó Vilca»


Al principio con 9 años se entusiasmó con la guitarra, pero luego de que en una peluquería de la vuelta de su casa descubrió el charango, se adueñó del instrumento y hoy con sus canciones se convirtió en uno de los puntales del folklore argentino y popular. Jujeño de nacimiento, pero cordobés por adopción, su nombre: Pachi Herrera.

«La verdad que mi historia es increíble porque descubrí el charango después de querer tocar la guitarra y con el permiso de mis padres me dediqué a estudiarlo y de ahí fui pasando etapas distintas como por ejemplo con sólo 16 años formar parte de la agrupación del maestro Ricardo Vilca que fue una experiencia maravillosa, para luego durante 15 años integrar Inti Huayra, que fue justo en el momento de salir de mi Jujuy para radicarme en Córdoba», manifestó Pachi en diálogo con El Resaltador.

«Siento que a pesar de la pandemia que vivimos todos, la cuarentena que nos toca, vengo haciendo algunos shows íntimos por YouTube que le puse como título ‘Charangueando en cuarentena’ en la cual me puse a tocar una serie de versiones solista en charango de canciones del rock argentino, que fue muy bien recibida», agregó.

Dentro de esos shows uno se podía encontrar con versiones de «Cola de amor» de León Gieco, el «Tema de Pototo» del Flaco Spinetta o «Ando rodando» de Arco Iris y hasta «Ji jiji» de los Redondos, «Par mil» de Divididos, «Te para tres» de Soda Stereo o «El hombre suburbano» de Pappo, entre otras.

«Esto es un poco el legado de Vilca, porque una vez estando en su casa me dijo, sabés quien me vino a ver hoy, ese señor León (Gieco) y también se comunicó Mollo (Ricardo), porque estaban interesados en mi música, el maestro no lo podía creer, es increíble y por eso recordando todos esos momentos, me dije porque yo no voy a hacerlo y me largué», dijo.

«Con el paso de los años tuve la suerte de compartir el escenario con inmensos artistas como Raly Barrionuevo que fue al primero que conocí acá en Córdoba, luego al Dúo Coplanacu donde iba a las peñas de ellos, con Orellana-Lucca, Gustavo Patiño, Roxana Carabajal, Bruno Arias, La Bruja Salguero, Juan Iñaki y Emiliano Zerbini y de otros géneros como el regaee, el rock y hasta el hard rock. Tengo más de 120 de participaciones en discos de otros artistas», contó Pachi.

Tiene en su haber como solista los álbumes «Variablemente», «El calladito» y «Charangueando» (solo instrumental) y tiene listo el nuevo «Al viento» que en su decir «será un disco bien arriba, festivalero con composiciones propias totalmente nuevas».

«Más allá de los recitales caseros ya realicé tres conciertos por streaming con toda la banda, con canciones muchas que fueron pedidas por la misma gente que participa de mis redes sociales», mencionó el músico, compositor y cantante radicado en la localidad cordobesa de Cuesta Blanca.

«En los videos y presentaciones de rock argentino en charango, me pasó algo que no puedo dejar de contar -acotó-, le mandé la versión de ‘Cola de amor’ a la oficina de Gieco y él mismo me contestó que le había gustado y con el tema de Pototo («Para saber como es la soledad») de Spinetta, me contestó el mismo Pototo a quien el flaco le había dedicado la canción. En definitiva, esa experiencia fue especialmente porque son canciones de mi vida que me marcaron en forma muy profunda».

Ante la consulta del fenómeno con el tema «Pachamama» que compuso junto al cantautor riojano Ramiro González, Pachi expresó que «no tiene explicación, es un fenómeno que todavía con Ramiro no lo podemos creer. Hay muchas versiones de solistas y conjuntos, como la de Flor Castro y también la del Dúo Coplanacu, que cuando la escuchamos no lo podíamos creer. Además, fue el tema más cantando en Cosquín de este año y el del 2019».

Finalmente, el músico que además del charango toca el ronroco y el maulincho, según la composición, manifestó su deseo de «nosotros los músicos lo que más queremos es volver a los escenarios. Ojalá que el verano próximo podamos volver a vivir noches inolvidables en Cosquín, Jesús María y en todos los festivales del país, por ese motivo debemos cuidarnos mucho entre todos, para que este virus pase y sea sólo un mal recuerdo».

«Todavía falta para finalizar el año y es muy posible que volvamos a un show por streaming en una forma de volver a vincularnos con nuestra gente, para después en lo posible y como se pueda encarar la temporada festivalera», adelantó.


 

También guarden, twiteen y compartan desde:
Bookmark the permalink.

Comments are closed.