San Juan


En la ruta del olivo y el vino


sanjuan

La ciudad

 

A partir de la cuidada plaza 25 de Mayo, la ciudad de San Juan extiende sus calles en cuatro direcciones: este, oeste, sur y norte. Tras acostumbrarse a ese mapa, el visitante comenzará a disfrutar de una experiencia en la que la limpieza, la amabilidad y la tranquilidad de sus habitantes son partes esenciales.

 

 

Desde lo alto

Olivares

Olivas

Subidos al Campanario de la Catedral es posible ver la precordillera en todo su apogeo. La provincia rebosa de cultura e historia, pero tiene además una riqueza paisajística enorme, que atraviesa el Dique de Ullum, para situarse en Ichigualasto y llegar a Talampaya, maravillándose de lo que ha sido preservado en la reserva natural para imaginarnos cómo fue el ambiente millones de años atrás, dinosaurios incluidos.

Sin embargo, y tomando en cuenta sus dos producciones más fuertes, el vino y el olivo, el turismo ha generado dos rutas que incluyen visitas a bodegas y olivares, con degustación y venta de productos. En plena capital es posible realizar ambas. Algunas ofertas ofrecen estadía en casitas con pileta, como en Olivos del Sol.

Después del terremoto

Esta es una ciudad que se destaca por haber radicado sus villas, convirtiéndolas en barrios humildes, pero con todas las comodidades y, por otro lado, de construir edificios importantes, como el Centro Cívico, donde se unen la universidad con los ministerios. Esta prolijidad edilicia se repite en la cantidad de museos dedicados a las más diversas artes y ciencias.

Otros, históricos como el Club Español o el Sirio Libanés, mantienen la fachada; y la inmensa escuela que fundó Sarmiento en el centro se encuentra un poco descuidada, aunque sin retoques modernos que la hubiesen arruinado.

Casa de Sarmiento

Casa de Sarmiento

Tanto la casa del prócer provincial, a la que se suman detalles más contemporáneos como su figura en la puerta esperando visitantes o los guardapolvos en el patio, como la celda del Convento de Santo Domingo en la que se hospedaba San Martín, son dos de los lugares imperdibles para el turista.

Pero además hay parques y lugares de recreación convenientemente ubicados para disfrutar con el buen tiempo, con feria y mercado de artesanos.

Para aquellos que buscan llevarse un recuerdo, tres centros comerciales, Paseo Libertad, Patio Alvear y Del Bono Shopping, y una peatonal en cruz ofrecen variedad de productos. Lo regional se basa en el rubro alimenticio con vinos, aceitunas, aceite y deliciosos dulces.

Curiosidades

Pintoresco

Pintoresco Bar con mesas macetro

Caminando descubrimos el bar con el televisor hacia fuera para que los que comen en la vereda también puedan ver el partido del día; o el que tiene las mesas/ macetas con los árboles en el medio. O almorzamos en el coqueto restaurante de la Alianza Francesa, perfectamente denominado “Pipí Cucú”, y tomamos la merienda en la preciosa Casa de Té ubicada al lado del Club Sirio Libanés.

A los que les gusta repetir experiencias, el atardecer es el momento para volver a subir al Campanario de la Catedral, que cierra a las 19.

Para la cena, ya cansados por la extensa visita a la ciudad, nos dejamos caer en De Sánchez, con su ambientación ecléctica, excelente cocina y rodeados de libros y música. Un final ideal para un día sanjuanino.


También guarden, twiteen y compartan desde:
Bookmark the permalink.

Comments are closed.