Templarios en Argentina

Socios en Quark, una productora de contenidos para cine y televisión, el realizador Jorge Nisco y el guionista Ramiro San Honorio unieron fuerzas para escribir “El séptimo bastón de Dios”, una novela que une a Hitler, Perón, los vikingos, los comechingones y los  templarios en una intriga que merece ser filmada.

MMartinez_FDElia_LAzcurra_JNisco_RSanHonorio_OSantoro

“Con Jorge queríamos escribir algo de género. En el cine argentino es algo que no se tiene tanto en cuenta, tal vez por los costos. Pero hicimos algo narrativo que nos diera la libertad
sin atarnos a los esquemas de una producción. Partimos de una anécdota verídica que nos interesó porque se iba hacia el género fantástico: el bastón que querían Hitler y Perón, era de la tribu de los comechingones y eso tiene que ver con un caballero templario y se  transforma en una especire de Indiana Jones porque cada pista nos abría puertas inesperadas a otro mundo, pero con todo documentado”.

Los sucesos reales que narra el libro tienen que ver con la Segunda Guerra Mundial, con un asesinato en la Recoleta y hasta con un descubrimiento en la Antártida, con una  narración a través de más de sesenta años.

A la editora Paula Pérez Alonso le llamó la atención la forma de trabajar de Nisco y San Honorio.Los ejemplos literarios a cuatro manos abundan, pero es la pregunta de rigor: “Cuando escribo un guión siempre necesito trabajar en equipo. Ya lo decía Hitchcock para que haya un trabajo creativo se necesitan muchas cabezas contando una historia.

El_Septimo_baston_de_Dios1-225x300

Con Jorge usamos esa dinámica y no fue un cambio muy diferente. Era muy práctico y es un constante estímulo tener a tu lado alguien capaz de decirte ´lo que escribiste es una pavada´”.

“Fue como algo raro cómo se fue modificando el material. Se hizo realmente 50% y 50%. De los dos, yo me tiraba a romper el miedo a la hoja en blanco, mientras Jorge estaba grabando ´Malparida´ y yo estaba con ´No te enamores de mí´. Nos pasábamos el pendrive mientras los demás pensaban que estábamos locos. Los guionistas tendemos a la reescritura y a tachar constantemente, tenemos la agilidad de girar hacia otro camino. Paula estaba acostumbrada a los licenciados en Filosofía y Letras a los que sacarle una coma es romper por completo la obra”.

El monstruo toma forma

El pequeño fue bautizado Frankenstein y tuvo unos nueve meses de gestación, con un final, que tenía que ver con algo que ya estaba plantado en la novela. Hubo casi cuatro meses más de reescritura y preparación de lanzamiento, con lo cual lo conocemos un año y medio después de su concepción.

el-septimo-baston-de-dios

“Nosotros pensamos cinematográficamente. Soy fanático del cine industrial, tanto europeo como americano y le decía a Jorge: ´Que se presente Spielberg como productor y Peter Jackson como director al INCAA y pidan un subsidio para filmarla´ (risas). Tuvimos varios llamados porque hay interesados en llevar la novela al cine”.

Sin embargo, ¿quién mejor que Nisco para dirigir su propia creación? “Entre nosotros se muere por hacerlo. El es maestro de Barone, de Pivotto. Tiene su corazoncito en estos proyectos de suspenso policial como su ´Epitafios´ para HBO, donde admiraron x su capacidad. Ahora está terminando ´La pelea de mi vida´ con Mariano Martínez. ¿Quién mejor que él para hacer ´El séptimo bastón de Dios´?. Pero Jorge dice: ´Que el problema
sea de otro´”.

Una trama tan rica como compleja

La novela nos lleva en un viaje hacia América donde los templarios cobran un fuerte vínculo con la mitología nórdica, la de los britanos, Perceval, Wagner y Hitler, que era fanático
de su música. “Todo se hila. Se dice que los templarios habían sentado sus bases en Sudamérica. De acá sacaban la plata y la llevaban al puerto francés de La Rochelle y
por eso siempre parecía que tenían inagotables riquezas”.

Esta investigación llevó a Nisco y a San Honorio a colaborar con el documental “Templarios en América” para The History Channel, con un punto de partida que nunca antes se había tocado sobre los templarios.

Jorge_Nisco y Ramiro_San_Honorio

“Fijate que todo empieza con los vikingos cuyos exploradores llegaron hasta el Paraguay y por eso tanto los guaraníes como los comechingones son los unicos indígenas pelirrojos, con barba y ojos celestes. Es una investigación de un antropólogo paraguayo que estudio vestigios indígenas. Se ligaba al Santo Grial con el bastón de mando de los comechingones.
Los templarios siguieron la ruta vikinga estableciéndose desde el Paraguay, por
el Paraná, hasta la Patagonia, pero en Capilla del Monte, Córdoba, en Catamarca, en La Rioja, se pueden seguir sus pasos. Hay un fuerte vínculo con el nazismo. El arqueólogo de Hitler, ese que aparece en ´Indiana Jones´, vino a Sudamérica en su búsqueda. Los ideólogos del régimen nazi están muy vinculados a Argentina. Se afincaron en Córdoba y la Patagonia que tienen paisajes muy similares a los del sur alemán y los sobrevivientes del Graf Spee poblaron Villa General Belgrano”.

Una de las más apasionantes facetas de “El séptimo bastón de Dios” es que “nos vincula al mundo a través de la Segunda Guerra Mundial creando un fuerte nexo porque Argentina era  neutral, y nos proyecta hacia el mundo. Las cosas extraordinarias también suceden acá. Soy fanática de Oesterheld, quien se animaba a contar ciencia ficción desde nuestro país, Buenos Aires invadida por los extraterrestres”.


 

También guarden, twiteen y compartan desde:
Bookmark the permalink.

Comments are closed.