Turismo gastronómico y sano


Escena 1– Mañana de miércoles en Rosario, plaza, feria de productos orgánicos: descubrimiento de la mermelada de berenjena y nuez, amor a primera mordida y compra inmediata.

Buenos Aires Market Foto: Macarena Bis Fotografía para El Resaltador

Buenos Aires Market
Macarena Bis Fotografía para El Resaltador

Escena 2– Mañana de domingo en el Parque Rivadavia, Buenos Aires Market: búsqueda de productos veganos para hijo, degustación de cerveza artesanal y changuito lleno.

Un hábito recomendable

Con acceso libre y gratuito, ofrece la posibilidad de degustar sin cargo y comprar a precio promocional, alimentos y bebidas naturales, el Buenos Aires Market se ha convertido en una oportunidad de disfrutar hacer las compras en familia. Se realiza durante un fin de semana por mes y convoca a los principales productores de alimentos orgánicos y saludables de la Argentina.

En una tendencia que ya es global, la propuesta de comprar en 50 “locales” al aire libre reúne la lista mensual de supermercado, con el agregado de que los productos son artesanales y pensados para llevar una vida mejor.

En la variedad está el gusto

Bs. As. Market, verduras Foto: Macarena Bis Fotografía para El Resaltador

Bs. As. Market, verduras
Macarena Bis Fotografía para El Resaltador

 

A lo largo del recorrido encontramos aceites, bebidas con y sin alcohol, cereales y semillas, especias, frutos secos, frutas y verduras, de granja, delicatessen y gourmet, harinas y derivados, hongos y gárgolas, infusiones, legumbres, lácteos, panificados, mermeladas y dulces, flores con fines gastronómicos, pastas, y algunas rarezas. Como si esto fuera poco, para aquellos que se olvidaron de llevar la bolsita o el changuito, hay un puesto que los ofrece, a precios accesibles.

 

El día perfecto

Lo recomendable es ir tempranito, el horario es de 10 a 18, y comenzar desayunando en una de las mesas comunitarias del lugar, atendidas por los chefs más representantivos de diferentes corrientes gastronómicas: raw food, macrobiótica, orgánica, vegana, fast good, entre otras.

Bs. As. Market, café y te Foto: Macarena Bis Fotografía para El Resaltador

Bs. As. Market, café y te
Macarena Bis Fotografía para El Resaltador

 

 

Un cafecito para uno, tecito para el otro. Innumerables blends, sabores y olores. ¿Existe el té de chocolate? Vale la pena probarlo acompañado por unos muffins exquisitos de arándanos y frutos rojos. En los gacebos ya empiezan a tomar color los manjares, los hornos y las parrillas se preparan para tentar a los comensales.

 

 

La primera pasada por los negocios es para los productos no perecederos: fideos proteicos, miel de limón, ajo negro y otras especias para sazonar, un fernet, una cerveza y un vino, jugo de té verde, infusiones, conservas varias y dulces. Para ellas, un surtido variado de cosmética natural, y no olvidamos llevarnos un nuevo libro para ir conociendo otras recetas.

Hamburguesas de lentejas, sopa de calabaza y jengibre, y arroz con vegetales al wok se complementan en el almuerzo con una torta raw como postre.

Bs. As. Market, cocina Macarena Bis Fotografía para El Resaltador

Bs. As. Market, cocina
Macarena Bis Fotografía para El Resaltador

Por la tarde se puede elegir entre charlas, talleres y clases de cocina, o disfrutar de alguno de los espectáculos callejeros que complementan la grilla.

Un sándwich de pollo, palta y brotes de berro con mayonesa vegetal para la merienda nos da fuerzas para seguir. Antes de irnos sumamos al changuito un pollo de granja, leche vegetal y toda la fruta y verdura fresca que podemos llevar, representan el final de nuestra aventura gastronómica.

Para ir agendando

  • Durante este mes el Buenos Aires Market se instalará en los Bosques de Palermo los días 13 y 14; y allí volverá en septiembre (14 y 15).
  • En agosto,  el 17 y 18 lo encontraremos en la Plaza San Martín.
  • En octubre, el 12 y 13, en La Usina Del Arte, de La Boca.
  • En noviembre 23 y 24 nuevamente en los Bosques de Palermo.

Y no hay que olvidarse de nutrirse bien de folletos por si queremos seguir comprando en los locales o en las webs de los expositores; y una vez acomodados los productos en la alacena y en la heladera, la experiencia sigue en casa.


 

También guarden, twiteen y compartan desde:
Bookmark the permalink.

Comments are closed.