Un mundo de sensaciones


sandroolgahernanNo hay otra forma de expresar lo que una de las “Nenas” siente cuando pone el pie en el Centro Cultural Borges, ese oasis dentro del hermoso edificio de las Galerías Pacífico donde las muestras de las más diversas artes se dan lugar.

Declarada de Interés Cultural a instancias del Ministro de Cultura del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Hernán Lombardi, según proyecto de ley de la diputada Lidia Saya, “Yo Sandro. Un mundo de sensaciones”, conmemora los 50 años del debut del cantante en el disco.

Desde la entrada

Con la invalorable ayuda de su viuda, Olga Garaventa de Sánchez, el director de la muestra, Alejandro Salade pudo reunir los más variados objetos y pertenencias del ídolo de América.

El ámbito donde antes había un coqueto café se ha convertido en el informal garage de dos de los autos del intérprete, a quien le gustaban los clásicos y descapotables.

Dos sectores bien diferenciados nos esperan en el primer piso, con extensas colecciones y cuidadas selecciones.

sandro 013

Es que en el contexto de sus 50 años con la música, Sandro es homenajeado por su viuda, Teté Coustarot y Soledad Silveyra, nombradas madrinas de la exposición, y Salade, para brindar al público un acceso sin límites a tesoros nunca vistos de su vida artística y personal.

Recorrido emotivo

sandro 007Entrando en el primer salón comenzamos a enternecernos con un collage que atestigua los primeros años del cantante enmarcados a la manera antigua.

En este espacio encuentran su lugar un sinfín de premios de música, cine y televisión que adornan las vitrinas. Entre ellos se destacan el Martín Fierro, el Grammy y el Gardel.

Las tapas de las más diversas publicaciones que lo tuvieron como figura, seguras de su poder de convocatoria, engalanan un par de paredes. Tras una cortina de abalorios aparecen los trajes: presentados bajo luces rojas y con fotos donde Sandro los usaba, constituyen una de las zonas más visitadas. Pero la verdadera sorpresa está detrás: un área especial donde un video en loop muestra toda su casa, en un recorrido sinfín relatado por el propio cantante.

A un costado, la reproducción de su escritorio y, más allá, una ducha con mampara engalanada con una rosa, marca la finalización de ese primer recorrido.

Subí que te llevo

sandro 014

El siguiente sector se divide en dos partes. En un sobrio salón donde abundan las mesas y las sillas, se pueden ver todas las películas del Gitano, mientras que los carteles de sus éxitos cinematográficos adornan los costados.

Al otro lado se puede ver una reproducción de su estudio, mítico lugar donde no sólo grababa sus temas si no que también invitaba a amigos a hacer lo mismo. Es así que Pappo hizo allí las tomas de “El auto rojo”.

Como no podía ser de otra manera, enfrente encontramos sus guitarras y, más allá, no sólo las tapas de sus álbumes si no también los discos de oro recibidos a lo largo de su trayectoria, por sus récords de venta.

sandro 021

El sector tiene un remate especialmente pensado en sus “Nenas”: una vitrina contiene regalos que el cantante recibía en su mansión de Banfield cada 19 de agosto, con motivo de su cumpleaños, o cuando se presentaba en el teatro Opera, mientras que los costados reciben graffitis de agradecimiento y frases que demuestran el fervor de sus seguidoras. Con este mismo sentido se puso un libro de visitas en la entrada de este acceso.

La última sección tiene que ver con el Gitano íntimo. Entre gigantografías de su imagen y polaroids, su anillo, colecciones de diversos objetos y grabaciones caseras constituyen la frutilla de la torta de este nostálgico paseo que se extenderá hasta el 6 de octubre en el predio ubicado entre Viamonte y San Martín.


 

También guarden, twiteen y compartan desde:
Bookmark the permalink.

Comments are closed.