El Gasolero empató en el final y no mereció sufrir tanto

Independiente Rivadavia (Mendoza) 1- Temperley 1

Síntesis:

Independiente Rivadavia: De Olivera; Scolari, Perales, Maidana, Freytes (Suraci), Sebastián Navarro (Marcos Sosa), Turraca, Tonetto (Hernán Ruben), Pablo Palacio (Enzo Martínez), Ambroggio (Agustín Verdugo), Matías Quiroga. DT: Gabriel Gómez.

No ingresaron: Cirrincione, Luna, Galván y Eladio Ramos.

Temperley: Castro; Rosales, Ezequiel Navarro, Bojanich, Castet (Brian Gómez), Reinhart, Toledo (Allione), Agustín Paz (Toloza), Baldunciel (Emmanuel García), Callejo (Mackay), Luis López. DT: José María Bianco.

Goles: Primer tiempo, 24 minutos Ambrogio (Independiente Rivadavia).
Segundo tiempo, 43 minutos, Luis López (Temperley).
Arbitro: Sebastián Martínez (discreto)
Estadio: Independiente Rivadavia Mendoza.

“No merecíamos irnos de Mendoza sin nada. De Olivera fue la figura del partido y se merecen un aplauso todos los jugadores por la actitud ante la adversidad y los cambios sostuvieron cuando entraron el ritmo del equipo”, palabras del “Chaucha” José María Bianco responsable táctico del primer equipo Celeste, al termino del encuentro que su equipo había empatado frente a su similar de Independiente Rivadavia de Mendoza.
Y, no es para menos la satisfacción de Bianco cuando a los 43 minutos de la etapa final una buena habilitación de “Peluche” Allione (había ingresado por Agustín Toledo), lo lanzó a correr a Brian Gómez en su regreso (ingresó por Facundo Callejo) por la derecha, centro perfecto al medio del área chica y el goleador siempre atento, Luis López con un soberbio cabezazo entre los dos centrales rivales, descolocó al buen y experimentado golero Jorge De Olivera, que en jugadas anteriores ya le había ahogado el grito de gol a Callejo, al mismo López y Castet había desviado su remate final desde muy buena ubicación.
Pero había sido el dueño de casa quien se había puesto en ventaja a los 24 minutos del primer tiempo por intermedio del delantero Lucas Ambrogio, luego de una jugada de Palacio con Quiroga, descolocando a la estática defensa visitante.
En la segunda etapa, el Celeste intentó más, con un gran trabajo de “Toto” Reinhart, incansable en su batallar, lo mismo que Lucas Bandunciel y Callejo y obviamente la figura del Gasolero, el “animal” López quien logró el empate final que le dá cierto respiro para encarar las últimas seis fechas, hoy con la mirada concreta de decirle adiós a la zona del descenso.
Temperley comenzó el torneo pensando en el reducido, en campeonar y poder lograr su lugar en la Copa Argentina. Hoy, en la última etapa del torneo de la Primera Nacional, esas dos opciones quedaron pendientes y ahora la meta es alejarse de la zona del descenso y en el decir de su entrenador, “sacar la mayor cantidad de puntos posibles para poder mantener la categoría sin problemas y sin depender del resultado de los rivales y luego sentarnos con los dirigentes, hacer una evaluación y pensar en cómo encaramos el próximo torneo para ser protagonistas arriba, pero por ahora sólo pensando en Ferro nuestro próximo rival y en lo que resta”.
El próximo encuentro se desarrollará el próximo lunes a las 19.05 en el estadio Beranger frente a Ferro Carril Oeste que viene de caer derrotado por Flandria y con la mirada puesta en conseguir sí o sí, los tres puntos que lo alejen del fondo de la tabla.

Tagged , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.